Book tag de la Tortura

He querido que mi primera entrada sea un tag porque me parece que puede ayudar bastante a ilustrar, en líneas generales, el contenido que más encontraréis en el blog. No solo por los libros que voy a mencionar, sino, también por el tema escogido para el tag en sí.

Doscientos años después de que el tag haya aparecido por primera vez en la comunidad de booktube, voy a hacer el Tag de la Tortura, creado por Maria Antonieta y una chica llamanda Paula, a la que personalmente no sigo ni conozco, pero aquí tenéis su twitter.

Además hay un añadido que he tomado prestado de Alejandra, del canal de Sputnik.

Muy agradecida a estas tres buenas mujeres por unas ideas tan geniales.
Dicho esto, vamos a ello.

 

Libro más crudo, cruel o duro que hayas leído.

Cómo veréis en cuanto me conozcáis un poco soy lo más indeciso de este mundo, por lo que ya para empezar he tenido que elegir dos libros para esta categoría. Ambos los leí hace bastante tiempo y por eso, precisamente, los menciono. A pesar del tiempo sigo pensando en ellos.

Primero tenemos Frío, de Laurie Halse Anderson.
A pesar de no ser el libro más cruel que he leído se me hizo muy duro por la forma en que llegó a afectarme. Es el diario de una chica que padece anorexia nerviosa, esta chica, creo recordar que se llamaba Lia, es tan cruel consigo misma que no pude por más que romper a llorar en distintas partes del libro. En el momento de leerlo, una de mis amigas más cercanas padecía la enfermedad y la mera idea de pensar que estaba pasando por ese infierno interno mientras cada día venía a clase con una sonrisa… En fin, un libro que me marcó mucho y que trata el tema de una manera muy cercana y dura.

Mi segunda elección, está más cruel objetivamente, es A sangre fría, de Truman Capote (y si os parece que ya estoy copiando a María Antonieta nos os queda ni nada, porque comparto muchas de sus opiniones, jaja).
El caso es que mi pasión por los clásicos ha despertado hace relativamente poco tiempo, pero tengo un maravilloso abuelo que desde muy pequeña me obligaba a leer, y leer cuentos o libros juveniles es para débiles, por tanto, me ponía entre manos unas joyitas que bien podrían haberme dejado traumatizada de por vida (quizá lo hicieron). Así conocí la historia de este asesinato múltiple. Confieso que lo recuerdo muy vagamente, por el tiempo transcurrido, y que estoy deseando leerlo de nuevo ahora que me parece un momento más adecuado, pero la impresión que me dejó ese libro sigue ahí. Recuerdo incluso pasar miedo con la absurda idea de que un buen hombre de mi pueblo cuadraba perfectamente en el perfil de asesino.

 

Libro más desagradable, asqueroso, violento o sangriento que hayas leído.

Y ahí viene la trampa, dos de dos. Bien por mí. Voy a mencionar un libro que aun no he terminado de leer, porque soy super guay.

Se trata de La mano de Fátima, de San Ildefonso Falcones. Es un libro de ficción histórica, que relata la guerra de las Alpujarras entre moros y cristianos, que tuvo lugar en Granada entre 1568 y 1571. Es un lugar que conozco bien, dado que actualmente vivo en la ciudad de Granada, y es un tema que me apasiona. Todo esto me ha dado la posibilidad de meterme de lleno en la historia y he pasado por un par de pasajes que me han destrozado por dentro por su violencia, en especial, contra mujeres y niños. Asesinatos crueles y terriblemente sangrientos en nombre de la fe.
Siendo, como lo es, una historia que trata de ceñirse a los hechos reales en la medida de lo posible, he acabado por dejarla pausada hasta que me sienta con ánimos de continuar, porque se me hace realmente duro.

 

Libro donde sufra un niño o varios.

Siguiendo con las historias que se basan en hechos históricos (que me encantan), para esta categoría elijo Una vez, de Morris Gleitzman. Trata sobre el viaje de Felix, un niño judío, que en plena guerra contra los Nazis, escapa de su orfanato para encontrar a sus padres. Lo peor del libro, sin duda alguna, es el optimismo del niño. Su forma de enfrentar la vida como solo un niño lleno de ilusión e inocencia podría hacerlo, a pesar de encontrarse en el escenario más cruel que nadie pudiera imaginar.

 

Libro sobre esclavitud, secuestro o cualquier tipo de abuso.

Y aquí vuelvo con el holocausto Nazi. Si esto es un hombre, de Primo Levi. Narra el paso del autor por nada más y nada menos que Auschwitz. Un verdadero superviviente al campo de concentración más famoso de todos los tiempos.

Para mí es un punto de referencia, una historia que de alguna manera me abrió los ojos al mundo y me sacó del pavo propio de la adolescencia a palos.

 

El personaje más cruel que conozcas.

Pregunta difícil. Tras mucho pensarlo, y a pesar de la falta de originalidad, me he decantado por Dolores Umbridge. Es el único personaje que me viene a la cabeza que es desagradable y perverso sin motivo alguno, no importa cuánto arañes en el trasfondo para encontrar el momento en el que su vida cambio y se convirtió en Satanás, no lo existe, ella nació así.

Además, comparto la opinión de Alejandra, se trata de un personaje real, existe gente así y puede que incluso te topes con alguno en tu vida. Eso es lo peor.

 

Libro en el que sufra un animal.

Me he dejado los sesos tratando de responder a esta pregunta y podría mencionar varios en los que hay un animal que muere o sufre, pero como no he leído ninguno en el que el animal sea, digamos, “lo más importante”, me voy a quedar con Luces del Norte, de Philip Pullman.

Ya, trampas otra vez, los daimonion no son animales. Me da igual.

Resulta que en este mundo que el escritor nos presenta, todas las personas están vinculadas de manera indivisible con animales que las complementan y de los que no se pueden separar (literalmente, no pueden separarse de ellos más de unos cuantos metros antes de morir). Sin meterme a explicar demasiado, diré que un grupo de personas, con mucho poder, se ha dado cuenta de que la gente que no tiene daimonion no tiene voluntad (no necesito explicar lo conveniente que es esto para convertirte en un dictador de primera categoría), por lo que se está investigando la manera de separar a las personas de sus daimonions sin matarlos. Sin matar a las personas, claro, los daimonions… Daños colaterales.
Personalmente opino que el autor hace una crítica brutal al papel del hombre sobre la naturaleza y que de alguna manera da voz a los animales.

 

Muerte que hayas sufrido más.

Boromir en el Señor de los Anillos.
No me cabía el sufrir en el pecho. Soy una gran fan tanto de los libros como de las películas y en ambas me mata lenta y dolorosamente la escena de su muerte. A pesar de que es un personaje que a la mayoría de la gente no le cae bien, yo me sentía muy identificada con él y le defenderé forever and ever.

Su muerte me parece la más digna y épica que nunca haya leído/visto. La película le da más heroísmo a la muerte en sí y el libro le concede una despedida hermosísima. De manera que a pesar del sufrimiento quedé bastante satisfecha con su final. RIP.

 

Libro que te gustaría que muriese entre terribles sufrimientos.

Hace años que decidí que no volvería a torturarme obligándome a terminar un libro que no me gustase, por tanto tengo que mirar muy atrás para encontrar uno que quemaría hasta no dejar rastro de él y que haya llegado a finalizar.
Este es Memorias de Idhun III, de Laura Gallego.

No es que los dos primeros sean buenísimos, para mí no lo son, pero el tercero… En mi medición entra en la categoría de blasfemia más absoluta contra el mundo. Se hace largo, denso, crispante, aburrido… Pero lo peor es como se deforman en él todos los personajes, que ya de por sí estaban decayendo en la segunda parte. En esta última es como si todos ellos decidieran por conveniencia de la autora que sus personalidades son menos importantes que la trama que se les presenta, así que… ¿continuidad y coherencia? Los cojones, aquí lo importante es el trío amoroso.

Superior a mis fuerzas en todos los sentidos, podría hacer cuatro entradas criticando a cada uno de los personajes por separado.

 

Personaje de un libro que deseaste que muriese pero no lo hizo.

Harry Potter. Me pregunto si existirá algún día un personaje que odie más. Juraría que no es posible. Me exaspera a un nivel que no puedo explicar sin gritar y gesticular en exceso. Afortunado es por la muerte de sus padres, porque si algún día tengo un hijo que se le parezca medianamente en carácter tendré que tirarle al río y esperar a que lo cuide una manada de lobos compasivos o algo por el estilo.

Ya hablaré de esto más extensamente en el futuro.

 

Personaje cuya muerte disfrutaste.

Esta es la pregunta que añado por la idea de Alejandra.

Creo que me quedo con Cathy, de Cumbres Borrascosas.
No la soportaba, cosa muy normal. Pero el caso es que no soportaba a ninguno de los personajes por motivos muy diversos y su muerte era como matar dos pájaros de un tiro. Primero, no aguantarla nunca más y, segundo, ver sufrir a los que tanto la querían. Para mí fue como un canto angelical. Disfruté mucho de todo el libro, pero esa parte… Esa parte fue orgásmica.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s