Los crímenes de Cater Street – Anne Perry

CoverTítulo: Los crímenes de Cater Street
Autora: Anne Perry
Género: misterio
Traductor: Gloria Méndez
Nº de páginas: 320
Año de publicación: 1979
Sinopsis: Con Los crímenes de Cater Street, Anne Perry inicia la serie de novelas que tienen por protagonista al inspector Thomas Pitt, un discreto policía londinense destinado a desentrañar, en plena época victoriana, los horrendos crímenes perpetrados por una sociedad reprimida e hipócrita. En esta ocasión un barrio de clase acomodada se ve sacudido por un sanguinario asesino. Las víctimas son siempre mujeres jóvenes que aparecen brutalmente estranguladas. En su investigación, Pitt encuentra el apoyo de Charlotte Ellison, una encantadora muchacha disconforme con las rígidas actitudes de su clase social.

RESEÑA: 

Pues no me ha gustado. He leído y visto reseñas de este libro, y de la autora en general, y parece que la opinión más extendida defiende que es un buen libro, así que tenía pensado no hablar a nadie jamás de los jamases de lo poco que me ha gustado a mí. Afortunadamente se me ha pasado el momento de tontería y he decidido que igual que puedo decir que un libro con mala fama me ha gustado, puedo hacer todo lo contrario, porque… para gustos colores.

Antes de seguir confieso (y por esto mismo aclaro que es una opinión muy subjetiva) que no llegue a terminar el libro. No acostumbro a forzarme a completar lecturas que no me están gustando solo por acabar el libro, la vida es corta.

Lo primero que tengo que decir, es que el estilo de la escritora ni fu ni fa. No me llama. Es correcto, sin más.
El personaje femenino principal se presenta interesante. Una chica inteligente, curiosa, que rompe las normas de su tradicional hogar para leer los periódicos y estar informada, a pesar de que su padre opina que las mujeres no deben torturarse con los males ajenos. Crítica al machismo. Pues sí, lo critica, lo hace mucho. Lógicamente, esta crítica me parece maravillosa, me parece necesaria, le suma puntos al libro, pero, y es un pero gigante, odio la manera en que lo critica. No es por nada especial, no transmite ideas erróneas, de nuevo, es una crítica perfectamente correcta. Pero lo odio.
¿Sutileza? En mi libro no, gracias. Y es que, cada vez que se presenta un nuevo personaje masculino, excluyendo al señor Pitt, este da un señor sermón (tanto si viene a cuento como si no) sobre lo inferiores que son las mujeres y cómo hay que controlarlas y protegerlas de su propia debilidad e ignorancia. Y, como es de esperar, con cada uno de estos sermones tenemos a la protagonista, y a cuantas mujeres haya en la sala, apretando los puños y guardando la compostura para no liarse a tiros, imagino. Desde luego si yo tuviera que soportar semejantes discursos cada vez que me cruzo con alguien del sexo opuesto antes de los trece años estaría en prisión.
En mi humilde opinión, una crítica sutil, velada, irónica, vale mucho más que el simple hecho de decir: esto que pensaba esta gente, esta mal. Porque eso es lo que siento con esta autora, cada dos frases me dice “el machismo está mal”, “en la época victoriana eran muy machistas”. Ya lo sé, ¡ya lo sé! tumblr_mw25nd4DZF1rpxkmvo1_500Por eso disfrutaría un montón si me enseñaras los detalles y me dejaras llegar solita a esa conclusión, ya soy una niña grande.

Bien, por si el tocho no lo deja claro, cómo critica esta mujer la sociedad de la época es lo que menos me ha gustado, pero hay otro gran factor que me hizo desistir de la lectura: el caso.
Estamos aquí, leyendo un libro en el que habrá asesinatos, investigación, intriga, y yo ya tengo preparado el kit de Agatha Christie para detectives principiantes, con bigote incluido. ¿Dónde está el caso? Pues eso quiero saber. En las primeras sesenta páginas, aproximadamente, no hay nada. Se menciona una muerte, de pasada. Se menciona otra, sin mucho más impacto, y el señor Pitt aparece, hace tres preguntas y se va y no tiene prisa por volver. Si en este tiempo, de sesenta páginas, la autora me retuviera con su manera de escribir, con detalles apasionantes o cualquier cosa que me hiciera querer seguir leyendo, esto no sería una gran problema. Pero no, porque entre medias solo veo y6XjscU4sermones machistas y me pongo de los nervios y me quiero sacar un ojo con un tenedor.

Para mí, no funciona en absoluto. Si cuando voy a ponerme a leer pienso “uf… a ver si llegamos ya a algo interesante”, lo siento, pero no es para mí.

RESUMEN: no voy a ponerle nota, porque no lo he terminado. Suspenso, obviamente, pero no creo que nos veamos en septiembre. Igual que soy de las que no se fuerzan a terminar libros que no disfrutan, opino que no todo es cuestión de leer el libro en el momento oportuno. Puede haber, y los hay, libros que no me gusten ahora, ni mañana, ni nunca, tanto si son malos como si son buenísimos porque, repito, para gustos colores.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s